Uno de los temas que más preocupa a todos los viajeros son las estafas. Si eres un viajero principiante, puedes sufrir del grave choque cultural en muchos lugares del planeta. La mayoría de estos lugares son los países que viven principalmente del turismo y donde ver a los turistas occidentales con los aparatos fotográficos colgados en el pecho y la cartera en el bolsillo del pantalón es muy común. Esos turistas crean entre los locales el estereotipo del viajero rico que viene a gastar dinero en su país, aunque tú y yo sepamos que ser viajero no quiere decir que somos ricos.

Por eso, recuerda que los estafadores vendrán allí donde hay más turistas. Y tú, mi querido viajero principiante, al no tener experiencia, te conviertes en una víctima fácil de las estafas, sin darte cuenta. Pero no te preocupes – ¡los viajeros que tienen mucha experiencia también se dejan estafar a veces! Y no olvides que haciendo errores es como mejor aprendes.

En este post te daré 7 consejos para evitar estafas en tus viajes, basadas en mi propia experiencia y en las historias de mis amigos viajeros.

estafas en viajes

 

  1. Pregunta el precio de todo antes de comprar cualquier cosa:

El error más grave que puedes cometer en los países donde el turismo es la mayor fuente de ingresos para los locales, es no preguntar por el precio del servicio antes de contratarlo.

Antes de tomar un taxi, pregunta por el precio y regatéalo. Tienes que establecer el precio con el conductor para evitar que te pida una cantidad desorbitante por su servicio. Una cosa muy curiosa que nos pasó en Marruecos, era el taxista que, cuando le preguntamos el precio, nos dijo que podíamos pagar cuanto nosotros queríamos. Y ya que era nuestro primer día en Marruecos y no sabíamos cuánto debería costar el trayecto, pagamos más de lo debido.

Otra cosa, es que la gente en estos países suele ser muy astuta con los turistas. Si alguien te ofrece su servicio y dice que es gratis, en la mayoría de los casos no es cierto. Seguramente te pedirá el famoso tip: una pequeña suma de dinero que tendrás que pagarle por su esfuerzo, por más que no querías ese masaje que te empezó a hacer en la espalda sin preguntar tu opinión primero.

Tengo que admitir que lo que más nos molestaba en nuestro primer viaje a Asia eran los tips. Después de un par de días ya aprendimos que todo el mundo lo pide. Si alguien te ofrece su ayuda desinteresada, tienes que guiarte por tu intuición viajera. Si consideras que va a querer sacarte dinero, rechaza su ayuda gentilmente.

  1. No compres nada en los primeros días de tu viaje:

Es un error un poco difícil de evitar, sobre todo si eres un comprador compulsivo. Claro, es normal: estas en un país nuevo y lo quieres sentir hasta en tus huesos y ese elefante hecho a mano por un artesano tailandés simplemente es demasiado bonito para resistir. Te quedas mirando al elefantito con unos ojos de enamorado y te vencen las ganas de comprarlo. Dos días después vas caminando por las calles de Bangkok y encuentras otro vendedor de elefantitos artesanales, quien lo vende por la mitad del precio al que tú lo compraste.

Si, te va a pasar. Por eso mi consejo es que no compres nada durante tus primeros días de viaje. Al fin y al cabo, ese elefantito que tanto te gusta ahora sigue siendo algo nuevo para ti. Pero después de dos semanas viajando por Tailandia lo veras en todas partes y simplemente se convertirá en un elemento más del paisaje cotidiano.

Y si realmente quieres comprarlo, averigua primero cuál es su verdadero valor y no olvides regatear el precio.

Este consejo es también valido para todo tipo de excursiones que contratas en agencias de viajes. En Hanói nos encontramos con una inmensa cantidad de agencias de viajes que ofrecen tours exactamente iguales por diferentes precios. Siempre puedes encontrar algo más barato, sobre todo si te alejas de las zonas turísticas.

  1. No tengas vergüenza regatear:

Imagínate que ya te decidiste comprar el elefantito artesanal que tanto te gustaba, en una pequeña tienda de un señor tailandés muy simpático. Te dice el precio inicial pero tú ya descubriste el territorio y sus leyes y sabes que te está pidiendo 10 veces su valor. Vino el tiempo para regatear.

El regateo en los países asiáticos y árabes es algo muy natural y los vendedores esperan de ti que estés regateando el precio. Ellos siempre te pedirán el precio más alto que te puedan sacar. Ahora todo depende de tus habilidades para no pagar demasiado.

Aquí van mis consejos para regatear con éxito:

  1. Dile al vendedor el precio mucho más bajo de lo que estas dispuesto a pagar para dejarle lugar al regateo.
  2. Sé duro. No te dejes vencer por su terquedad (¡ya te darás cuenta de lo tercos e insistentes que pueden ser los vendedores!)
  3. Si el vendedor no quiere aceptar tu precio, dile que te irás y lo comprarás en otro lado. Dirígete con un paso lento, pero firme, hacia la puerta. Probablemente correrá detrás de ti, aceptando tu precio.
  4. Y si no sale corriendo detrás de ti puede ser por dos razones: uno, está enfadado porque no logró sacarte tanto dinero como quería o dos, el precio que pediste era demasiado bajo. De todas maneras, ya sabes que encontrarás muchos elefantitos más durante tu viaje por Tailandia y tendrás muchas oportunidades más para comprarlo por un precio que te convenga. No te preocupes.

Es cierto que el regateo requiere práctica y al principio te dará vergüenza hacerlo. Pero después de la décima vez que te quieran sacar el precio más alto de lo que vale el servicio o el producto, vas a olvidar de la vergüenza.

  1. No uses menú en inglés:

Cosa que descubrí en mi primer viaje a Asia, mochileando por Vietnam y Camboya, es que cada vez que pides comida del menú inglés suele costar más que el mismo plato pero pedido del menú local. ¡Curioso! Pero desafortunadamente verdadero y te lo cuento por experiencia propia.

En realidad, en los países asiáticos y árabes, los vendedores siempre van a buscar una forma para sacarle más dinero al turista. Y cobrarle más por el servicio en inglés es una perfecta oportunidad, porque – en la mayoría de los casos – el pobre turista no tiene otra opción. ¡Al fin y al cabo, probablemente no hablas ni vietnamita ni camboyano!

  1. Aprende las expresiones básicas en el idioma del país donde estas:

No te imaginas lo increíblemente útil que es saber por lo menos un par de palabras en el idioma local. Primero, porque los locales te consideran una persona interesada en su cultura y su país, alguien que los respeta y hace esfuerzo para adaptarse a su cultura. Eso te dará muchos beneficios cuando necesites ayuda.

Y segundo, saber un par de expresiones básicas en el idioma local te hará menos vulnerable para las estafas, ya que serás capaz de entender una que otra palabra y sacar el contexto de la conversación, sabrás comunicarte mejor con los locales y establecer el precio que quieres pagar.

  1. Aléjate de las zonas turísticas:

Es mundialmente reconocido que las zonas turísticas en todas las ciudades del mundo son las más caras. Es una ecuación muy simple: más turistas = más dinero = más oportunidades para los vendedores locales para sacar dinero a los turistas = más estafas.

Por esa simple razón, lo mejor que puedes hacer para evitar las estafas es alejarte de las zonas turísticas. Dentro de las grandes ciudades, pero también dentro del país. Obviamente, si vas a la capital todo será más caro que en un pueblo desconocido donde solo van los locales y los mochileros aventureros.

Cuando estábamos en Vietnam, nuestra reacción natural era ir a uno de esos famosos masajes asiáticos. Aquí tengo que admitir (con mucha vergüenza) que cometimos dos de los errores fundamentales en un solo paso: fuimos a un masaje el primer día después del viaje, sin haber descubierto el terreno antes y sin saber cuánto costaba en realidad. Terminamos pagando 10 veces más en un salón de masaje en la calle más turística de nuestro barro (también turístico) que habríamos pagado en un pequeño salón un poco más alejado de la zona turística, que encontramos al día siguiente.

  7. No creas todo lo que te digan:

Una de las famosas estafas en los viajes es el “esta cerrado”. Esta estafa es muy popular entre los taxistas de todo tipo y los guías turísticos. Le dices al taxista que quieres ir a unos de los famosos museos o palacios de la ciudad y el te responde que este museo en particular esta cerrado hoy ya que el país esta celebrando algún acontecimiento importante del que nunca oíste hablar. ¡Pero no te preocupes! El taxista conoce otro museo, abierto, donde te puede llevar.

Si te dicen que el lugar adonde quieres ir esta cerrado o le están haciendo obras, no lo creas. Verifícalo por tu mismo. Puede ser que simplemente el taxista sea amable y te este diciendo la verdad, pero puede ser que simplemente quiere aprovechar la oportunidad para llevarte a otro lugar, donde recibe comisión por cada persona que compre los billetes de entrada.

 

Y en fin, el consejo mas importante para evitar las estafas en tus viajes: ¡ten cuidado y guíate por tu intuición!

 

¡Si este articulo te ha ayudado, no olvides compartirlo con tus amigos para que le ayude a mas gente!

Karolina

Soy Karolina: una chica polaca, viajera y mochilera de pasión y autora de este blog de viajes donde encontraras consejos para viajeros y guías de destinos. Soy una apasionada de la lengua española y todo lo latino.

¿Qué piensas sobre el articulo? ¡Deja tu opinión!

Related Posts

Tips para viajeros

Como ahorrar dinero para viajar más

Soy viajera. Tengo 25 años, he visitado 25 países y viajar siempre ha sido mi mayor pasión en la vida. Logré sobrepasar los dos límites que la gente cree imposibles de sobrepasar: viajo sola y Read more…

Asia

4 errores que cometí en mi primer viaje a Asia

Tu primer viaje a un país lejano y desconocido, donde la cultura es totalmente diferente de la tuya, puede ser un reto para cada viajero. Sobre todo si no eres un viajero muy experimentado porque Read more…

Tips para viajeros

Mi experiencia con Airbnb.

Airbnb.com en una plataforma que está ganando en popularidad entre los viajeros de todo el mundo en los últimos años. Es un sitio bastante nuevo, que lo tuvo bastante difícil para vender su concepto de Read more…