Irlanda nunca fue uno de mis destinos soñados. Fui a Dublín por casualidad, ya que tenía que atender una entrevista de trabajo allí. Decidí entonces tomar la oportunidad viajera que me estaban regalando las circunstancias y fui no sólo para atender la entrevista pero también para agregar otro país más a mi lista viajera. Irlanda, país número 23.

Dublín me mostró que cada ciudad y cada lugar del mundo entero tiene algo que ofrecer y que la belleza se puede encontrar en todo. Irlanda resultó ser un país con una cultura muy interesante, llena de historias curiosas y donde la gente es tan amable que parece ser de mentiras.

Dublin

En este artículo resumiré todo lo más importante de mi viaje a Dublín y te proporcionaré información sobre:

  • Sitios para visitar en Dublín
  • Presupuesto completo de mi viaje a Dublín
  • Transporte desde el aeropuerto para el centro de la ciudad
  • Alojamiento que elegí
  • Tour gratuito por la ciudad
  • Datos curiosos de la cultura irlandesa

 

Sitios para visitar:

O´Connell Street: la calle principal de la ciudad. Vale la pena también pasear por sus alrededores, entre otros por la Henry Street, una calle peatonal llena de tiendas.

The Spire: el punto de encuentro más popular de la ciudad, ubicado en medio de la famosa O´Connell Street.

Temple Bar: Como lo dice el nombre, la zona de bares de Dublín. La leyenda urbana dice que la zona tomó su nombre del pub llamado Temple Bar, pero en realidad fue al revés. Ahora el pub Temple Bar es uno de los más populares de la ciudad (¡por lo que cobra más que los demás bares de la zona!).

Dublin

Dublin Castle: El Castillo de Dublín ha cumplido muchísimas funciones a lo largo de su historia. Fue la sede de los vikingos, la fortaleza militar, residencia real, sede del Tribunal de Justicia y sede de la Administración Irlandesa. En este momento el castillo se utiliza para todas las celebraciones estatales. La entrada al Castillo de Dublín cuesta 4.50 EUR.

Trinity College: La mejor Universidad de Irlanda y una de las 200 mejores universidades del mundo, en posición número 13 en el ranking de las mejores universidades de Europa. Lo que vale la pena visitar es su biblioteca, donde se encuentra la famosa Book of Kells. Puedes evitar de pagar por la entrada a la biblioteca pidiéndole a alguno de los estudiantes que te deje pasar con su tarjeta de estudiante. Por si te estás preguntando que es el Libro de Kells, ya te explico: es un manuscrito escrito por los monjes celtas en el año 800 en un pueblo de Irlanda llamado Kells. Actualmente se considera como la pieza más importante del cristianismo celta.

St. Patrick´s Cathedral: La catedral de San Patricio es actualmente la mayor de las dos catedrales de la Iglesia de Irlanda en Dublín.

Christ Church: Catedral de la Santísima Trinidad de Dublín – en inglés Cathedral of the Most Holy Trinity – ha sido sede del arzobispo de Dublín por mucho tiempo y actualmente junto con la Catedral de San Patricio es la catedral más importante de Dublín.

St. Stephen´s Green: un parque público ubicado en el centro de Dublín.

Molly Malone Statue: La estatua de Molly Malone ubicada en Suffolk Street, representa a un personaje arraigado muy profundamente en la historia de Dublín, ya que es la protagonista que una canción que se ha convertido en el himno de la ciudad. La canción llamada Cockles and Mussels – Berberechos y mejillones – cuenta la historia de Molly, una pescadera que de día se paseaba por las calles de la ciudad con su carrito lleno de berberechos y mejillones y una prostituta de noche.

Howth: Howth es un pintoresco pueblo en la costa cerca de Dublín. Su icono más reconocido es el faro. Para llegar allí tendrás que tomar el tren llamado DART desde la estación de Tara hacía la estación de Howth. El trayecto es de media hora y el boleto de ida y vuelta cuesta 6.15 EUR. ¡Vale la pena saber que en el tren hay wifi gratuito!

 

Presupuesto:

En esta pequeña tabla de Excel, tienes todos los costos de mi viaje de 3 días a Dublín.

Dublin

Presupuesto total por 3 días: 164.19 EUR

Presupuesto total por día sin el vuelo: 43.23 EUR

 

Transporte del aeropuerto al centro:

Para llegar al centro de la ciudad desde el aeropuerto de Dublín, decidí tomar el AirLink Bus. Me baje en la parada de O’Connell’s Street, la calle más popular de Dublín, y de allí me fui caminando hasta el hostal.

El boleto de ida y vuelta del AirLink Bus cuesta 10 EUR, solo ida cuesta 6 EUR. Lo puedes comprar directamente en la estación de buses. Es importante saber que el AirLink tiene dos líneas de buses que circulan por diferentes lugares: el 747 (el que te llevara hasta O’Connell’s) y el 757 que tiene otro trayecto.

 

Alojamiento:

Durante las 3 noches que pase en Dublín me aloje en el MEC Hostel, ubicado muy cerca de O’Connell’s Street. Reserve una habitación mixta de 10 camas, pero al llegar la recepcionista me ofreció trasladarme por el mismo precio a la habitación compartida solo para las mujeres, de 8 camas. El hostal es muy limpio y bien ubicado y los trabajadores no te negarán ningún tipo de ayuda.

Las tres noches en el hostal me costaron 54 EUR, más el desayuno que me salió a 2 euros por día.

Dirección: 42 North Great Georges St, Dublin 1, Ireland

 

RESERVA UNA HABITACIÓN DE EL MEC HOSTEL AQUÍ

 

El tour gratuito por la ciudad:

Una de las actividades que decidí hacer en Dublín fue el tour gratuito por la ciudad, organizado por Sandeman’s. ¡Y fue genial! Nuestro guía Álvaro nos contó no solo la historia de Irlanda resumida en un par de minutos, pero nos contó muchas anécdotas y leyendas de la cultura irlandesa. ¡Además de eso, su increíble carisma volvió el tour aún más entretenido!

RESERVA EL TOUR GRATUITO AQUÍ

Si quieres enterarte más sobre la historia y la cultura irlandesa, te recomiendo el canal de YouTube de Álvaro: Paseando por Irlanda y su página de Facebook: Álvaro O’rdoñez.

 

DATOS CURIOSOS SOBRE IRLANDA:

San Patricio y el trébol: La República de Irlanda es un país principalmente católico. El cristianismo ha sido introducido en la isla por San Patricio, un misionero cristiano de origen británica. San Patricio es el santo patrón de Irlanda y fue conocido por su elocuencia. Una leyenda cuenta que para explicar el concepto de la Santa Trinidad a los no creyentes Patricio usó el trébol de tres hojas. Esto explica por qué el trébol ha sido elegido como el símbolo de Irlanda. El trébol de Irlanda es conocido con el nombre de Shamrock.

Leprechaun: Leprechaun es un duende que habita la isla de Irlanda, originario de la mitología irlandesa. Los leprechaun son unos seres masculinos de naturaleza dual, representando al mismo tiempo lo material y lo espiritual.

Idiomas: La primera cosa que me sorprendió después de salir del avión, es que todos los carteles y anuncios en el aeropuerto están escritos en dos idiomas: el inglés y el irlandés gaélico, los dos idiomas oficiales de Irlanda. Se estima que sólo entre 20.000 a 80.000 habitantes de la isla habla este idioma como idioma nativo.

Las puertas: Sería muy difícil no darse cuenta de alguna cosa muy curiosa que sucede en las calles de Dublín: sus puertas de diferentes colores. Esta rara costumbre de los irlandeses de pintar sus puertas de colores muy vivos, diferentes de sus vecinos tiene su explicación en dos leyendas urbanas.

La primera versión, la más seria, dice que los irlandeses decidieron pintar sus puertas de colores en un acto de ironía contra del Reino Unido. Irlanda e Inglaterra nunca se tenían mucho amor, por lo que cuando la reina de Inglaterra exigió que los habitantes de la isla pinten sus puertas color negro como el símbolo de la tristeza después de la muerte del rey, los irlandeses decidieron llevarle la contra y pintar las puertas de distintos colores.

La segunda versión, la más divertida y la que más representa a la cultura irlandesa, es la historia del borracho. La cultura de cerveza está muy arraigada en Irlanda y es el segundo país después de la República Checa que consume más cerveza por habitante durante el año. La leyenda cuenta que un borracho – tan borracho que le resultaba difícil caminar – entró a su casa y encontró a su mujer en la cama con otro hombre. Bajo la influencia del alcohol y en la furia de lo que vio, agarró un cuchillo de la cocina y mató a su mujer y su amante. Al día siguiente sin embargo se dio cuenta que en realidad no era su mujer, sino sus vecinos y que se había equivocado de puerta. Como resultado de esta historia y para protegerse de situaciones similares, los irlandeses decidieron pintar las puertas de diferentes colores. ¡Así cada borracho es capaz de reconocer su puerta sin problema!

Dublin

La bandera: La bandera de Irlanda tiene tres colores: el verde, el blanco y el naranja. Y como todo en Irlanda, también existen dos opciones diferentes para explicar la elección de estos tres colores en su bandera.

La primera versión, la romántica y la más fácil para recordar, dice que el verde representa el color típico de los ojos de los irlandeses, el blanco representa su piel y el naranja el color de su pelo.

La otra versión, la más seria, dice que la bandera representa la unión entre dos religiones. El verde es el color del catolicismo mientras que el naranja es el color del protestantismo y el blanco significa la unión entre ellos.

Bonolandia en Temple Bar: Una parte de la famosa zona de Temple Bar es también una especia de Bonolandia. ¿Has escuchado de U2? Este grupo de origen irlandés, empezó su aventura con la música en Dublín, liderado por el carismático y conocido por su temperamento Bono. Siendo adolescentes, Bono y su grupo eligieron tocar en una de las calles de Temple Bar, en frente de un hotel, cuyo dueño no estaba para nada contento de que U2 tocase en el otro lado de la calle. Bono, en un acto de valentía contra la rabia del dueño del hotel quien echó el grupo de su rincón, prometió que cuando sea rico y famoso el hotel será suyo. Y así es: el Clarence Hotel en este momento pertenece a Bono, igual que un par de bares más ubicados en la misma calle donde él y sus amigos tocaban en su adolescencia.

Tradiciones de origen irlandesa:

Halloween: Muchas personas ignoran que Halloween es una fiesta que tuvo su origen en la tradición celta de Irlanda. Halloween resultó de la unión de dos fiestas del fin de verano: una fiesta celta y otra fiesta cristiana del Día de Todos los Santos. La tradición del Halloween se ha dado a conocer gracias a los inmigrantes irlandeses en América del Norte.

St. Patrick’s Day: El día de San Patricio se celebra en Irlanda y toda la comunidad irlandesa en el mundo entero el 17 de marzo, conmemorando la muerte del santo patrón de Irlanda – San Patricio.

 

¡Si te ha gustado este articulo y aprendiste muchas cosas sobre Irlanda, no olvides compartirlo con tus amigos! ¿Y tú ya has estado en Dublín? Cuéntame tus experiencias en los comentarios, siempre me hace ilusión leerte.

Karolina

Soy Karolina: una chica polaca, viajera y mochilera de pasión y autora de este blog de viajes donde encontraras consejos para viajeros y guías de destinos. Soy una apasionada de la lengua española y todo lo latino.

¿Qué piensas sobre el articulo? ¡Deja tu opinión!

Related Posts

Europa

Guía de París para Instagram

París: la ciudad del amor, la ciudad de la luz, una de las ciudades europeas más hermosas y más visitadas por los turistas y los viajeros de todo el mundo. Es también un paraíso para Read more…

Asia

4 errores que cometí en mi primer viaje a Asia

Tu primer viaje a un país lejano y desconocido, donde la cultura es totalmente diferente de la tuya, puede ser un reto para cada viajero. Sobre todo si no eres un viajero muy experimentado porque Read more…

Europa

Recorriendo los barrios de Londres

Londres es una ciudad enorme que tiene una inmensa cantidad de cosas que hacer y atracciones turísticas que visitar. Pero lo más hermoso de Londres es la posibilidad de perderte entre sus calles, descubriendo sus Read more…