Tu primer viaje a un país lejano y desconocido, donde la cultura es totalmente diferente de la tuya, puede ser un reto para cada viajero. Sobre todo si no eres un viajero muy experimentado porque decidiste lanzarte en la aventura mochilera hace poco tiempo. Y ahora, te estás preparando para emprender tu primer viaje a un continente que desconoces totalmente: Asia. Y es muy fácil cometer errores. Con toda la emoción y el afán de ver y experimentar lo más posible, ni siquiera te das cuenta de todo lo que estás haciendo mal y que tan diferente podría ser tu experiencia si reflexionarás un poco más

Por eso, aquí te voy a contar los 4 errores que cometí en mi primer viaje a Asia, para que no hagas lo mismo y que estés atento.

 

Como todo empezó:

¿Conoces ese estado del alma en que estás tan emocionado que no puedes dormir, pensando todo el tiempo en las preparaciones y todo lo que deberías hacer antes de un viaje? Es precisamente lo que sentía yo un par de días antes de la fecha esperada: mi vuelo de París a Hanoi. El plan era corto, pero intenso. Visitar Vietnam y Camboya en sólo 16 días, donde el viaje en avión de ida y vuelta ya me cortaba el tiempo por dos días completos. El itinerario planeado empezaba en Hanoi y bajaba hacía Ho Chi Minh en el sur de Vietnam, para después cruzar la frontera con Camboya en un bus y seguir hacia arriba, terminando en Siem Reap.  No lo seguí al pie de la letra, al final terminé cambiándolo un poco para acomodarlo a la realidad con la que me encontré en estos dos países lejanos de Asia. Y aunque pensé que me preparé lo suficiente para este viaje, terminé cometiendo estos 4 errores básicos que pudiera haber evitado si hubiera sido más atenta a lo que pasaba alrededor de mí.

Asia

¡Sígueme también en Pinterest para tener acceso a la base de artículos viajeros!

 

4 ERRORES QUE COMETÍ EN MI PRIMER VIAJE A ASIA:

 

  1. No verificar los precios de los hoteles en booking.com antes del viaje:

Es el peor error que cometí porque me costó mucho dinero. Sí, me dejé engañar. Y lo peor es que ni siquiera me di cuenta.

Cada vez que buscaba un hotel, entraba y preguntaba en la recepción cuanto costaba. Las respuestas eran casi siempre iguales: 15 dólares, 20 dólares, 25 dólares. Ellos decían los precios y yo pagaba sin reflexionar mucho. Hasta que en algún momento de mi viaje encontré una pareja de mochileros que estaba viajando por Asia desde 4 meses. Empezamos a hablar y resultó que ellos gastaron un poco más de dinero en 4 meses que yo en 2 semanas. Allí supe que estaba haciendo algo mal, pero no sabía que era. Me enteré meses después del viaje, mientras estaba mirando los hoteles en booking.com y descubrí algo muy sorprendente: los hoteles donde me quedaba en Vietnam y en Camboya, los mismos donde pagaba 20 dólares por noche, en Booking costaban…. 5 dólares. Y entonces entendí lo que pasó: me dejé estafar. Y me di cuenta que en ningún momento vi los precios de los hoteles escritos y que siempre creía lo que me decían en la recepción. Ya sabía yo que ni Vietnam ni Camboya eran tan caros…

 

CONCLUSIÓN #1: Siempre verifica los precios de los hoteles en booking.com antes del viaje. Lo mejor sería si compras un número de teléfono del país donde estás y que te puedas conectar a internet para checar el precio del hotel en el que te quieres quedar. Buena idea es también reservar el hotel uno o dos días antes de llegar a tu destino.

Asia

  1. No saber negociar y dejarme exprimir como naranja:

Otro error que me costó dinero. En los países asiáticos, igual que en los países árabes, los vendedores ambulantes y los puestos callejeros son muy populares. Y en muchos países la fuente más grande de dinero y el motor de la economía del país son los turistas. Por eso, los vendedores suelen ser bastante insistentes. Durante este viaje aprendí que si les prestas lo más mínimo de atención, será probablemente muy difícil salir sin comprar nada. Aunque solo querías mirar. Pero si quieres comprar algo, no olvides regatear. Yo aprendí hacerlo porque me empezó a doler el bolsillo. Hay que ser duro, porque los vendedores son muy listos. Si notan dudas en tu voz, te van a manipular de tal forma que terminarás creyendo que el precio que están pidiendo es justo. Y te aseguro que no lo es y lo están subiendo 10 veces sólo porque eres turista. En la mayoría de veces, puedes bajar el precio tranquilamente hasta los 50% de lo que te están diciendo. Sólo no tengas pena. La mejor manera de convencer al vendedor de venderte algo al precio que tú estás dispuesto ofrecer es simplemente salir de la tienda. Si corre detrás de ti, es porque ganaste. Si no, es porque el precio que ofreciste era demasiado bajo. La próxima vez ya sabrás.

Si viajas a Asia, sé muy atento a cada momento. Si alguien te ofrece ayuda, probablemente va a querer algo a cambio. Aunque te diga que es gratis, va a esperar que le des una propina. Si te ofrecen ayuda, sé directo y pregunta por el precio antes. Si te dicen que es gratis, lo único que te queda es basarte en tu intuición. Me ha pasado también que me brinden servicios sin preguntar y luego pidan propina. ¿Ejemplos? Una vez estaba en el barco en el lago de Tonle Sap, visitando el mercado flotante de Kampong Phluk en Camboya. En el barco había un niño. Sin preguntar, me empezó a hacer masaje en la espalda y aunque le dije que no quería, siguió. Al final tuve que pagarle, aunque no le pedí el masaje y encima lo rechacé. Otra vez me ha pasado pedir fotos a unos niños en los templos de Angkor Wat. ¿Y sabes qué? Los niños pidieron propina por dejarse tomar fotos.

 

CONCLUSIÓN #2: Si no quieres comprar nada, no entres a la tienda. Si te ofrecen ayuda, pregunta cuánto cuesta. Si te dicen un precio, regatea. Si estás en un hotel o en un restaurante, pide ver el catálogo de precios o el menú. No pidas el menú en inglés: comandar del menú inglés suele ser más caro que comandar del menú local. No creas todo lo que te dicen. 

 

  1. No haberme vacunado:

Sí, eso también fue un error. ¿Por qué? Porque me impidió disfrutar de la comida callejera por miedo de contagiarme con algo. Y no, no soy paranoica. La mayoría de las enfermedades típicas para los países asiáticos provienen de la comida y del agua de la llave. El agua de la llave la puedes evitar muy fácilmente, ¿pero la comida?

En muchos países asiáticos, la comida callejera no se ve muy higiénica. En mí caso, era lo que me impidió comer en los puestos callejeros y tuve que buscar restaurantes de clase media para poder alimentarme. Lo que obviamente me costó más dinero. E igual terminé en un hospital al final de mi viaje por Camboya, sufriendo de intoxicación alimentaria… Ahora, no me entiendas mal. Vacunarte no te va a asegurar que no vas a atrapar una intoxicación alimentaria por comer en los puestos callejeros (de hecho también te puede pasar si comes en restaurantes buenos). Sin embargo, te dará tranquilidad, porque sabrás que no vas a contagiarte con ninguna enfermedad grave y serás más atrevido para comer en la calle.

 

CONCLUSIÓN #3: Pon tu salud en primer lugar. Antes de ir a un país asiático, verifica que vacunaciones necesitas. Aunque no sean obligatorias, sino recomendadas, vale la pena hacerlas. Y ya cuando estés allí, toma en cuenta esta regla de oro: En la calle, come donde hay más gente local. Si ellos comen allí es porque la comida y las condiciones son buenas. Siempre elige los puestos callejeros llenos de gente local.

Asia

¡Sígueme en Instagram en @lapolacaporelmundo para ver todas mis fotos de viajes!

 

  1. Tomar tours contratados en las agencias de viajes:

Odio los tours turísticos. Sin embargo, me dejé enredar en tomar uno mientras estaba viajando por Vietnam. Quise visitar la famosa Bahía de Ha Long y tomar el tour desde el hotel parecía ser la opción más fácil. De hecho, encontrarás muchas agencias de viajes en las calles de Vietnam (y no sólo Vietnam) que ofrecen tours para todos los lugares de interés turístico. Los hoteles también suelen organizar sus propios tours y casi en todos lados el precio es igual. Sin embargo, te sale mucho más caro tomar un tour donde todo está organizado – el bus con aire acondicionado, el barco, el guía, el almuerzo, el paseo obligatorio por las tiendas, atracciones adicionales – que hacerlo todo por tu cuenta. Pagué 75 dólares por el tour. Si hubiera decidido hacerlo por mi propia cuenta, sólo pagaría el bus local hasta el destino y el barco por la Bahía que salía en 5 dólares. No creo que hubiera pagado más de 10, tal vez 15, dólares por todo el tour. ¿Ves la diferencia?

Además de ser más barato hacerlo por tu propia cuenta, es también mucho más interesante. Claro, eso depende de tu estilo de viajar y tu personalidad, pero a mí me gustan mucho las aventuras y lanzarme en un tour solitario me parece mucho más emocionante que tenerlo todo organizado.

Toma en cuenta que también hay lugares donde no hay otra opción: tienes que hacer un tour organizado o pagar la entrada, como cualquier otro turista.

 

CONCLUSIÓN #4: Antes de apuntarte para un tour organizado, verifica si puedes hacer la excursión por tu propia cuenta. Compara los precios. En la mayoría de las veces, hacer tu propio tour te saldrá mucho más barato que contratar uno en la agencia de viajes. ¡Y será también una aventura difícil de olvidar!

 

Estos son los 4 errores que cometí en mi primer viaje a Asia. ¡Tómalos en cuenta para que no los cometas tú también! Estoy segura que mi experiencia hubiera sido mucho más agradable – y sobre todo mucho más barata – si los hubiera evitado. Sin embargo, la mejor forma de aprender y ganar experiencia es aprender de sus errores. ¡Y tengo que admitir que aprendí muchísimo!

 

¡Si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos para que les ayude en su primer viaje a Asia! Y como siempre, no dudes de contarme tus experiencias en los comentarios de abajo! 
¡Hasta pronto, viajeros!

Karolina

Soy Karolina: una chica polaca, viajera y mochilera de pasión y autora de este blog de viajes donde encontraras consejos para viajeros y guías de destinos. Soy una apasionada de la lengua española y todo lo latino.

2 Comments

joseoranto · January 27, 2017 at 10:58 am

Por mucha experiencia q se tenga, uno nunca llega a estar a salvo de timos. Ojos bien abiertos y saber decir NO. Buenos consejos! … ah, yo no me vacuno y como de todo 😄

    Karolina · January 28, 2017 at 12:10 am

    ¡Si, eso es muy cierto! Lo bueno es que cada mala experiencia nos enseña algo. Saludos desde Londres! 🙂

¿Qué piensas sobre el articulo? ¡Deja tu opinión!

Related Posts

Tips para viajeros

Como ahorrar dinero para viajar más

Soy viajera. Tengo 25 años, he visitado 25 países y viajar siempre ha sido mi mayor pasión en la vida. Logré sobrepasar los dos límites que la gente cree imposibles de sobrepasar: viajo sola y Read more…

Asia

Líbano: el país de los contrastes

¿Líbano? ¿Dónde es eso? ¿Y no te puedes ir a un país normal, que no sea entre Israel y Siria? ¡Pero allí hay guerra!, me decían mis amigos cuando les anuncié que iba a pasar Read more…

Tips para viajeros

Mi experiencia con Airbnb.

Airbnb.com en una plataforma que está ganando en popularidad entre los viajeros de todo el mundo en los últimos años. Es un sitio bastante nuevo, que lo tuvo bastante difícil para vender su concepto de Read more…